Comparte

Las personas que tienen acné o lo tuvieron en la adolescencia están de enhorabuena. Si bien los granos seguirán siendo un engorro, se ha demostrado que previenen el envejecimiento de la piel.


Un estudio realizado por investigadores del King’s College de Londres y publicado en la revista ‘Journal of Investigative Dermatology’ reveló que las células de la piel de las personas con acné son menos vulnerables al envejecimiento, lo que significa que la piel de estas personas envejece de manera más lenta en comparación con la de aquellas que no sufren o sufrieron problemas dermatológicos.

Esto se debe principalmente al factor genético y depende de los telómeros, que son las ‘tapas’ de los extremos de las cadenas de ADN. Los telómeros protegen nuestros cromosomas del deterioro, y son más largos en las personas que sufren o sufrieron de acné.

Te puede Interesar:  Movimiento Nuevo Liberalismo cerró campaña con toque cultural

En el estudio participaron 1.205 gemelas, un 25% de las cuales tenían acné.

El acné es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel. Aparece en la mayoría de los casos durante la adolescencia debido a la interacción entre hormonas, sebo y bacterias que viven sobre la piel o dentro de ella.


Comparte

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.