Comparte

El Tubo (The Pipe) es finalista en la Iniciativa de Generación de Arte Terrestre 2016, un concurso para combinar la producción de energía limpia con el arte público.



COMPARTE ESTE ARTÍCULO

La energía solar y la desalinización del agua son dos de las necesidades más importantes para desbloquear en la era moderna. El Tubo produce una fuente interminable de agua potable y electricidad y es lo que necesitamos para guiarnos a través de las incógnitas de un clima cambiante.

Es por eso que un proyecto de desalinización tan increíble como El Tubo (The Pipe) necesita atención global.

La máquina puede generar 10.000 MWh cada año y además convertir 4,5 mil millones de litros (o 1,5 mil millones de galones) de agua salada en agua potable en ese tiempo.

Este proyecto de desalinización de agua con energía limpia fue presentado en la Iniciativa de Generación de Arte Terrestre (LAGI por sus siglas en inglés) en Santa Mónica, California.

La desalinización podría ser la solución para la crisis del agua

“LAGI 2016 llega al sur de California en un momento importante”, escriben Rob Ferry y Elizabeth Monoian, cofundadoras de la Iniciativa de Generación de Arte Terrestre. “La infraestructura sostenible que se requiere para cumplir con los objetivos de desarrollo de California y la creciente población tendrá una profunda influencia en el paisaje. El Acuerdo Climático de París de la COP 21 ha unido al mundo alrededor de un objetivo de 1,5-2 ° C, lo que requerirá una inversión masiva en infraestructura de energía limpia “.

Te puede Interesar:  Un nuevo tornado de agua sorprende a Guanaja

Es una estructura inmensa y hermosa.

“Arriba, los paneles solares proporcionan energía para bombear agua de mar a través de un proceso de filtración electromagnética debajo de la cubierta de la piscina, proporcionando silenciosamente el baño de sal con su agua curativa y la ciudad con agua potable”, escribe el equipo de diseño. “El tubo representa un cambio en el futuro del agua”.

“Los resultados son dos productos: agua potable pura que se dirige a la red primaria de la tubería de agua de la ciudad, y agua clara con doce por ciento de salinidad. El agua potable se canaliza a la orilla, mientras que el agua salada suministra los baños termales antes de ser redirigida al océano a través de un sistema de liberación inteligente, mitigando la mayoría de los problemas habituales asociados con devolver el agua de salmuera a la mar “.

La artista Elizabeth Monoian y su marido el arquitecto Rob Ferry fundaron LAGI en 2008, para fomentar el diseño de instalaciones de arte público que también produzcan energía limpia. “Ahora, más que nunca, la energía y el agua están entrelazadas. A medida que California enfrenta severa escasez de agua en los próximos años, la cantidad de energía necesaria para la producción y transmisión de agua seguro aumentará,” escribe la pareja en el sitio web de la competencia.

Te puede Interesar:  Cadena de oración por la Paz tuvo lugar ayer en Roatan

Más Noticias Internacionales



Comparte