Comparte

El Gobierno de México espió a periodistas y activistas de la sociedad civil a través del ‘malware’ altamente sofisticado Pegasus que proporciona acceso a todos los contenidos y funciones de los celulares infectados, desarrollado por la firma israelí NSO Group 1 y que únicamente se comercializa a gobiernos.



COMPARTE ESTE ARTÍCULO

El gobierno mexicano ha espiado a periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos, según acusaciones hechas por un grupo de investigadores expertos en materia de seguridad y espionaje. Para ello, habría comprado y utilizado un software espía originalmente diseñado para investigar terroristas.

La investigación ha sido llevada a cabo en conjunto por periodistas de The New York Times y el Laboratorio Ciudadano (Citizen Lab) de la Universidad de Toronto, Canadá. Según su informe, el Gobierno de México habría comprado un programa espía conocido como “Pegasus”, desarrollado por una compañía israelí llamada NSO Group, la cual asegura que solo lo venden a gobiernos para que lo usen al investigar a criminales y terroristas.

No obstante, el Gobierno de México lo habría utilizado para espiar a periodistas, defensores de los derechos humanos, activistas, abogados, familiares e incluso un niño. Las víctimas recibieron mensajes con un enlace o archivo malicioso que, al acceder a él, eran infectados con el spyware Pegasus. Una vez el programa está instalado en el dispositivo de la víctima consigue acceso a los registros de llamadas, la cámara del dispositivo, micrófono, mensajes, aplicaciones, correos electrónicos y datos del usuario.

Te puede Interesar:  Corte dictamina que RECO debe devolver cobro indebido de 114 mil lempiras

Entre las víctimas de espionaje se encuentran periodistas de renombre como Carmen Aristegui, quien lleva mucho tiempo investigando casos y acusaciones de corrupción del gobierno. El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) asegura que ha presentado una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República de México. Por su parte, el gobierno niega todas las acusaciones y asegura que no espían periodistas.

“Que Enrique Peña Nieto explique a México y al mundo por qué mandó espiar a periodistas y activistas. Que no diga que no sabía, por favor”, fue el reclamo que hizo el conductor de Univisión Jorge Ramos al presidente mexicano Enrique Peña Nieto desde su cuenta de Twitter.

Los casos de espionaje ciudadano no son novedad en México. En diciembre de 2016 la presidencia se vio obligada a revelar cuántas intervenciones de comunicaciones llevó a cabo en 2016, lo que dejó en evidencia el incremento de estos casos cada año, como publicó la Red en Defensa de los Derechos Digitales publicó en su informe acerca del estado del espionaje en el país.

The New York Times / Citizen Lab vía El Informador / R3D

Te puede Interesar:  Isleña competirá junto al Seleccionado de Natación en el CCCAN de Trinidad y Tobago

Más Noticias de Internacionales



Comparte

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.