Comparte

Es urgente la creación de un fondo para contratar científicos, biólogos y oceanólogos que nos apoyen en el rescate y preservación del parque



COMPARTE ESTE ARTÍCULO

San Pedro Sula – Las organizaciones encargadas del comanejo del Parque Marino Nacional de Islas de la Bahía (PMNIB) pidieron un fondo para el manejo y la protección con ayuda de expertos con el fin de salvar esta reserva amenazada por los movimientos globales y la intervención humana de la zona.

La Fundación para el Patrimonio de Islas de la Bahía (BIHF), por sus siglas en ingles, después de un minucioso análisis de las condiciones en que se encuentra el parque ‘hemos llegado a la conclusión de que el parque requiere de tres cosas fundamentales que son: recursos económicos, recursos humanos y educación a fin de garantizar su conservación y protección’, explicó Jewel McGlynn, presidenta de esta fundación.

Existe en la zona insular un entusiamo de trabajar para la protección de este recurso natural con el cual Honduras ha sido bendecida, con arrecifes coralinos y especies marinas únicas.

El Parque Nacional Marino de Islas de la Bahía (PNMIB) incluye 12 millas náuticas alrededor de las tres islas. Aunque es una zona protegida, las características socioeconómicas de las poblaciones que habitan Guanaja, Utila y Roatan permiten interactuar directamente con esta área protegida.

‘Pero no tenemos capacidad ni experiencia suficiente para llevar a cabo esta tarea tan grande solos, por eso solicitamos que los países donantes nos acompañen en este desafío hasta que estemos preparados para esta tarea’, recalcó la ambientalista. Debido a los daños que ya se empiezan a ver en esta reserva marina, que protege una muestra significativa del Sistema Arrecifal Mesoamericano, esta fundación ha tomado la inicitiva de crear un fondo para apoyar a los comanejadores que participan en la protección de la misma.

Te puede Interesar:  Una cancha de voleibol instalará Federación en el Guardiola

‘Estamos solicitando a los países donantes que no solo nos ayuden con recursos financieros, que son muy importantes, pero que también nos acompañen en el rescate y preservación del parque enviándonos ayuda experta como biólogos, oceanólogos, científicos, ambientalistas’, detalló McGlynn.

‘Sin este recurso humano no podemos salvar este monumento muy importante para la industria sin chimenea, el cual es clave para las Islas de la Bahía’, recordó. A pesar de los esfuerzos locales por preservar y proteger este parque marino, los 14 comanejadores de esta reserva en Utila, Roatan y Guanaja se enfrentan al mal manejo de la basura, la tala del mangle, la pesca, entre otras acciones difíciles de controlar.

Los arrecifes de Utila y Roatan son los que están más expuestos a los daños debido a la actividad turística y al mal comportamiento de algunos locales.

La vida marina de Guanaja es la mejor conservada debido a la poca actividad turística y un mayor interés de las autoridades locales por su conservación.

Te puede Interesar:  David Bodden a niños: tengan ese hambre de querer superarse en la vida

Más Noticias de Ecología y Conservación



Comparte

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.