Tortuga más grande del mundo regresó a Honduras a desovar

Un ejemplar de la tortuga más grande del mundo, o tortuga Laúd llegó a las costas de Plaplaya, en el departamento de Gracias a Dios para depositar sus huevos.

La tortuga laúd es la mayor de todas las tortugas, llegando a medir hasta 2.3 metros y según cálculos de algunos científicos, pueden vivir más de 200 años.

Las aletas delanteras de la tortuga laúd son mucho más largas que en todas las demás tortugas. En los individuos adultos, la distancia de punta a punta puede ser de hasta 270 centímetros.

Esta variedad de tortuga más grande del mundo deposita sus huevos en el mismo sitio donde nació en un ciclo aproximado de 3 a 4 años. En las fotos tomadas en Plaplaya, Gracias a Dios, se pueden observar jóvenes voluntarios midiendo las dimensiones de la tortuga con el fin de registrar y estudiar los sitios de anidación de la especie, de forma de poder determinar cuanto tiempo tarda en regresar cada una de ellas para poner sus huevos nuevamente.

Las tortugas se aparean en el mar y la hembra viaja hasta la misma playa donde nació para desovar, anidando entre febrero y octubre.  Se las puede encontrar en el trópico y las aguas templadas del Atlántico, Pacífico e Índico, así como el Mar Mediterráneo.

La actividad humana amenaza a las tortugas laúd debido a que las playas que ellas escogen para poner sus huevos no son muchas alrededor del mundo y año a año el hombre invade los sitios de anidación que éstas usaban desde hace miles de años.

El uso humano de las playas puede destruir nidos y puestas o enterrar huevos a demasiada profundidad para que las crías puedan emerger. Finalmente, los humanos pueden dañar a las hembras nidificantes movidos por la curiosidad.

Las tortugas Laúd están clasificadas como especies en peligro y poco a poco se acercan a su extinción en los Estados Unidos y están registradas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES).

Foto de Vanguardia Liberal

Comparte

Deja un comentario

error: