Un grupo de niños de la comunidad de Santos Guardiola recibió la semana pasada la visita de parte del Profesor Lee Mann, el Profesor Delvin Merino y el Precandidato a Diputado por el movimiento Unámonos del Partido Liberal, Licenciado David Bodden.


Ellos, con la participación de un pastor de la iglesia y Denelson Lucas, el Jugador más valioso del recientemente jugado campeonato de Basquetbol, impartieron una charla motivacional a un grupo de niños de ese municipio que practican fútbol dentro del programa de deportes municipal.

Dentro de la plática que les dieron a estos jóvenes de entre 11 y 15 años, el Profesor Mann les habló de la necesidad del trabajo y la constancia en la práctica del Deporte, el Profesor Merino de becas y oportunidades para que puedan avanzar en educación, Denelson Lucas de la beca que recibió para viajar a Estados Unidos a estudiar y David Bodden dió una charla motivacional acerca de la importancia de adquirir una educación y superarse en la vida.

Alocución motivacional de David Bodden a los niños en Punta Gorda, para que sepan superarse en la vida

Cuando era un cipote, de la edad de ustedes, recuerdo muy bien de que cuando tenia la edad de ustedes que la gente, todos ustedes viven con su madre, verdad?

Yo cuando tenia la edad de ustedes, trabajaba. Trabajaba en el aeropuerto de Roatan. Saben donde queda el Aeropuerto de Roatan, verdad?

Era maletero en ese tiempo. Me levantaba a las cuatro de la mañana todos los días, a que hora se levantan ustedes? A las nueve, ocho, cinco, seis, siete… Yo me levantaba a las cuatro de la mañana todos los días, ya sea que saliera el sol o que estaba lloviendo, o que me sentía mal o que me sentía bien, me levantaba a las cuatro de la mañana porque mi sobrevivencia y la de mi familia, que era mi madre, y en ese tiempo tenia un hermanito, que estaba inválido, que no podía levantarse de su cama, y mi mamá era una mujer soltera, entonces yo, a la edad de once, doce, trece, catorce años, tuve la responsabilidad de darle de comer o de mantener una familia.

Te imaginas la edad de él, más o menos como el tamaño de él, tener que levantarse todos los días y saber que si el no regresaba a la casa ese día tal vez con 20, 25 lempiras, que cuando agarrábamos 25 lempiras en ese tiempo era un dinero, nadie en la casa comía, si? Esa era mi responsabilidad en ese tiempo.

Yo quiero decirle algo a ustedes niños, que les digo eso para que ustedes sepan. Me imagino que muchos de ustedes ahorita se sienten un poquito agobiados, que sienten que la vida es difícil, y que de repente sienten que están metidos en la pobreza, porque de repente no tienen los últimos zapatos que tienen los otros compañeros, o la buena ropa que tienen otras personas, y todo eso.

Les quiero decir a ustedes el día de hoy, que no se desesperen, si?

Todo eso, la buena ropa, el buen celular, el buen carro y todo lo que tienen las otras personas es muy alcanzable para ustedes. Lo van a lograr, pero ahorita, a la edad que ustedes tienen ahorita, para lograr tener una buena vida en el futuro, ustedes tienen que hacer algo muy, pero muy importante el día de hoy, si? Y eso lo hice yo, cuando tenía la edad de él. Me dí cuenta de eso, cuando yo tenía la edad de este niño, doce años.

Me dí cuenta de que para que David Bodden, servidor que ustedes ven parado ahorita, y que es Director de Inversión de la Municipalidad de Roatan, uno de los trabajos de privilegio que muchas personas en Roatan, yo creo que el 99,9% de la población de Roatan quisiera tener ese cargo que yo tengo, yo me dí cuenta, cuando tenía la edad de él, que para lograrlo, jamás tenía que abandonar lo que era mis estudios.

Te puede Interesar:  Quiero ver que trabajan por Roatan, dice Don Julio Galindo a Nacionalistas

Es cierto que yo iba al aeropuerto a las cuatro de la mañana a trabajar. Y hay días que iba al aeropuerto a trabajar, de repente el día trabajado no era tan bueno, porque de repente tal vez a las diez empezaba a llegar los turistas que iban a salir, y la tentación estaba ahí, de decir, pucha, hoy debería quedarme este día en el aeropuerto, tratar de ganar un poquito más, pero no, estaba enfocado, sabia que para salir de ese nivel de pobreza, el nivel de pobreza en el cual estaba sumido en ese tiempo, que yo tenia que salir de ese aeropuerto ese día, correr a la casa, agarrar mis cuadernos e irme a la escuela.

Pero sí les voy a decir que en esos tiempos por lo menos veo, cada uno de ustedes anda con chancleta, el primer par de zapatos que yo use cuando yo usé el par de zapatos, yo tenía 14 años.

A los once, doce, desde niño hasta once, doce, trece años, camine las calles de roatan aun sin zapatos. Ustedes por lo menos andan con chancletas en los pies. Yo ni chancleta tenia en esos tiempos.

Con eso les quiero reflejar a ustedes, quiero decirles que en sus manos, en las manos de cada uno de ustedes esta de que ustedes pueden llegar a ser los futuros licenciados, los futuros alcaldes, los futuros diputados, y hasta quién sabe, hasta el Presidente de la República de Honduras, si ustedes se preparan el día de hoy para ello. No vayan bajo ninguna circunstancia, les voy a pedir, no vayan bajo ninguna circunstancia a abandonar sus estudios. Eso debe ser prioridad número uno en la vida de ustedes, el fútbol de repente puede ser muy importante, el deporte para crecer y muchas personas dirían que hay deportistas que están ganando mucho dinero y no necesitan un nivel de educación académica.

Aún ellos deben de tener una garantía en su vida. Yo he visto muchos deportistas que han salido, son futbolistas, ganan mucho dinero y de repente por falta de educación, así como lo ganaron, lo destruyeron. Entonces es muy importante.

Encima eso, les quiero dar esto, que aunque tengan todo el talento en la vida como deportistas, no vayan a dejar de estudiar porque siempre tienen que tener esa garantía de que nunca se sabe si por desgracia en la vida, se les quiebra un pie, se les quiebra un tobillo, se les quiebra un dedo, y de repente no van a poder entrar a un equipo de fútbol.

Entonces, les quiero dejar esto para que ustedes sepan que sobre cualquier cosa en la vida, a la edad que ustedes tienen ahorita, sobre cualquier cosa, es todos los días hacer sus tareas, ir a la escuela, prepararse.

Lo que les dijo Merino el día de hoy, de entregarles unas becas a algunos o no se cuantos de ustedes, yo cuando tenia la edad de ustedes, fui a la escuela, colegio, y llegué hasta donde pude llegar. Eso es lo que ustedes tienen que hacer. Llegar ahorita hasta donde pueden llegar. Nunca se sabe que mano va a estar ahí del otro lado para extenderla  a ustedes en el futuro para dar una beca.

Yo, cuando tenia su edad, sabia que el estudio era importante, pero aun así, no sabia de donde iba a conseguir el dinero para ir a la universidad, pero yo tenia la fe, tenia la fe, de que alguien iba a darme esa mano.

Termine secundaria, una vez que termine secundaria me puse a trabajar en un hotel y ahí conocí unos norteamericanos que llegaron a islas de la bahía a pasar sus vacaciones. Y llegue esa cuestión ahí, hablando con ellos, tocamos el tema de educación.

Te puede Interesar:  Realizan toma de posesión de gobiernos estudiantiles en Centros Educativos

Cuando tocamos el tema de educación, recuerdo ese día, la señora me dijo, yo era un muchacho de como unos 20 años, me dice, joven usted lo veo como un muchacho bien activo, dinámico, alegre, y muy guapo, la parte de guapo no sé si me estaba diciendo la verdad, verdad?

Me dice, qué piensa hacer usted con la vida? Le digo yo a esa señora, recuerdo muy bien las palabras que le dije, yo estoy aquí trabajando en este hotel porque quiero ahorrar dinero para ir a la universidad.

Dos días después la señora con su esposo, me dijeron que me iban a dar la oportunidad de ir a estudiar. Me mandaron a estudiar a una de las mejores universidades de Tegucigalpa, que es la Unitec, de ahí me gradué con una Licenciatura de Administración de Empresas Industriales, y aquí está su servidor el día de hoy.

(aplausos)

Entonces, les voy a decir, cuando yo estaba estudiando en Unitec, la universidad donde estudian los hijos de los diputados, de los presidentes, y los altos funcionarios de este país. Donde estudian los supuestamente, o los millonarios de este país. Muchas veces, hasta incluso, como ustedes están sentados aquí el día de hoy, uno al lado del otro. Éramos, aceptaban 30 alumnos por aula, habíamos 2500 alumnos en la Universidad. De los 2500 alumnos, yo era el único negro en la universidad.

Cuando tenía un año y medio de estar en la universidad entraron dos más. Y hay días, no les voy a mentir, hasta me pinchaba el dedo solo, porque no podía creer que ese niño descalzo, que jalaba maletas en el Aeropuerto de Roatan, lo había logrado.

(aplausos)

No podía creer, era muy muy difícil para mí, la vida. Ustedes no tienen ni una excusa por no estudiar, porque hoy en día, así como dijeron ustedes, algunos se levantan a las siete, otros se levantan a las ocho, otros se levantan a las once de la mañana. Sabés por qué se levantan ustedes a esa hora? Se levantan a esa hora porque tienen la garantía de que sus madres y sus padres les van a dar calzados, zapatos, camisas y mas que todo la comida para que ustedes puedan comer.

Yo no tenia garantía. Yo tenia que salir todos los días a buscarlo. Pero eso, lo que me dió, me dió hambre, hambre de superación. Y eso que yo quiero dejar con ustedes hoy. Ustedes niños, por favor, tengan ese hambre de querer superarse en la vida. Tengan ese hambre de querer ser alguien en la vida. No dejen que nadie les diga a ustedes que no lo pueden lograr.

Ustedes pueden lograr lo que ustedes quieren en la vida. Nadie puede coartar ese derecho. Ustedes van a lograr, ustedes van a ir, en esta vida, donde ustedes mismos permitan que sus habilidades los lleven.

Entonces, eso es lo que quiero hablar con ustedes, yo aquí, muchas personas, al verlos a ustedes, mirarían un montón de niños descalzos. Yo no veo eso. Yo aquí, entre ustedes, los niños de once, o de doce a quince años, yo veo los próximos lideres de Punta Gorda, los próximos líderes de Santos Guardiola, los próximos lideres de Roatan y los próximos lideres de Honduras.

Entonces, en sus manos está muchachos. Por favor, no vayan a dejar de estudiar. Jamás. No importa lo que la gente les diga. Que eso sea todos los días la prioridad número uno de ustedes. Al hacer eso, no habrá límite en esta vida donde ustedes puedan llegar. Muchas gracias.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.